Posts Tagged ‘start-up’

Lo menos ventajoso de emprender por cuenta ajena

Jueves, enero 7th, 2010

Si te gusta esta lectura, puedes echar el cursor hacia atrás y leer los posts anteriores de esta serie:

1. Consideraciones previas antes de emprender por cuenta ajena

2. ¿Es una buena opción?

3. ¿Qué se debe negociar?

4. Reglas básicas del desarrollo

5. Alineación de objetivos

6. Ventajas de emprender por cuenta ajena

Si en el anterior post hablábamos de las grandes ventajas que tiene emprender por cuenta ajena, ahora vamos al otro extremo y podemos hablar que las desventajas tienen mucho que ver con lo que se gana.  Me explico:

Al emprender por cuenta ajena, una parte importante del riesgo la asume el inversor principal.  Por tanto, tu parte del pastel va a ser más pequeña.  Es decir, trabajaras lo mismo que si la empresa fuera tuya al 100%, pero el éxito final será menor (entendiendo por éxito una venta de la empresa).

Otra desventaja es la posibilidad de no asumir todos los riesgos, es decir, que en un momento dado, se opte por soluciones más “seguras” en vez de por lo que el corazón te pide, porque quieres proteger la inversión y confianza que han depositado en ti.

Si no se pone nada de capital, se convierte generalmente en una desventaja por un doble carácter: por una parte, aunque se tenga un % de la empresa, es más difícil sentirla como propia en determinados momentos, sobre todo cuando las cosas no van como se ha pensado.  Y por otro lado, se puede convertir en un arma arrojadiza por parte del inversor.

Además, si quieres buscar financiación externa, puede suponer una falta de confianza a la hora de realizar la inversión, ¿si tu no apuestas por esta empresa, aunque sea según tus posibilidades, porqué lo iba a hacer yo?

Quizás el tema menos ventajoso puede ser la toma de decisiones: en una etapa inicial, el inversor quiere saber que pasa con su dinero y que se esta haciendo con él.  Si cada uno juega sus cartas (el inversor porque ha puesto la pasta y el emprendedor “porque yo lo valgo”) se produce una situación de falta de comunicación que puede llevar a una parálisis de acción, algo que resulta muy poco positivo en los momentos iniciales.

Tanto en este post, como en el anterior, las razones pueden ser revertidas para convertirse en una ventaja o no, dependiendo del punto de vista y de la motivación de cada uno.

Ventajas de emprender por cuenta ajena

Martes, enero 5th, 2010

Tras un parón y con energías renovadas, continuo con la serie emprender por cuenta ajean.  Si te gusta este post, te puede interesar antes de leerlo , ver los cinco anteriores:

1. Consideraciones previas antes de emprender por cuenta ajena

2. ¿Es una buena opción?

3. ¿Qué se debe negociar?

4. Reglas básicas del desarrollo

5. Alineación de objetivos

Emprender una nueva actividad conlleva riesgos.  Si quieres crear una nueva empresa, lo que mucha gente llama una “start-up”, dejando de lado la situación en la que te encuentras, asumes un riesgo elevado.  El mayor, el de dejar normalmente unos ingresos fijos, un trabajo conocido y la incertidumbre de saber que pasara si la cosa no sale bien.

Es esta última, la incertidumbre por el futuro, la que ahoga a muchas personas y les impide realizar ese sueño en forma de empresa sobre el que llevan pensando mucho tiempo.

Para mitigar ese miedo, que no eliminarlo, emprender por cuenta ajena es una gran ventaja.  Primero, porque te has ganado la confianza del inversor y por tanto ya has dado un paso hacia adelante.  Segundo, porque vas a estar más cerca de tu sueño.

Otra ventaja: el inversor te va a poner a velocidad de crucero muy rápido.  Teniendo las ideas claras, te abrirá puertas muy importantes, no solo a nivel comercial, sino también a diferentes niveles: operativo para tener todos los procesos en marcha lo antes posible; acceso a buenos empleados; administrativo, ayudándote con tareas que no son propias del “emprendimiento”, etc.

Es importante también reseñar como tanto en los momentos buenos, de euforia, como en los malos, de desesperación, tienes una perspectiva y una visión diferente a la tuya y eso siempre es muy positivo.  La endogamia en cualquier actividad suele llevar a fallos evitables.

Y para finalizar, es importante destacar que al emprender por cuenta ajena, la mayor parte de la inversión la hace otra parte, por lo tanto no se pone mucho capital en juego.  Y eso es una situación ventajosa.

10 post sobre emprender por cuenta ajena

Domingo, agosto 30th, 2009

Aunque ya en el 2003 tuve mi primera experiencia emprendedora, creando una pequeño negocio de clases de español en Holanda, no fue hasta el proyecto de Cinemavip en el que he desarrollado una experiencia para crear una empresa partiendo de cero.

Como he contado anteriormente fue una gran tarea llena de mucho trabajo, aprendizaje y crecimiento personal.

La empresa no surgió como una iniciativa mía, sino que se desarrolló desde la incubadora DaD.  Por tanto, siendo una nueva empresa, mi labor era de emprendedor, pero por cuenta ajena.  ¿Qué quiso eso decir?, básicamente que las condiciones las ponía la incubadora: el sueldo, el porcentaje y la visión inicial.

No es un “emprendimiento” en el sentido estricto, pero tampoco es un trabajo por cuenta ajena convencional, ya que existe todo el riesgo al puesto y además una de mis labores, junto con el resto del equipo, era la búsqueda de capital.

Es lo que se llama “emprender por cuenta ajena”.  Con toda la información existente en Internet sobre emprender, start-ups, etc.  no he visto nada o casi nada sobre este tema.

Voy a contar en sucesivos posts, 10 puntos básicos que se han de tener en cuenta si se quiere realizar esta opción.  Espero que sean de interés, no solo para aquellos que están pensando en esa posibilidad, sino también para otros emprendedores.

Los 10 puntos que trataré son:

  1. Consideraciones previas para decidirte por esta opción
  2. ¿Es una buena opción?
  3. Qué se debe negociar
  4. Reglas básicas de desarrollo
  5. Alineación de los objetivos
  6. Ventajas de emprender por cuenta ajena
  7. Lo menos ventajoso de emprender por cuenta ajena
  8. Cumplimiento de expectativas de todos los “stakeholders”
  9. Estado emocional cuando se emprende por cuenta ajena
  10. Afrontar las grandes decisiones

Y un punto extra, número 11, el emprendedor, ¿nace o se hace?