Posts Tagged ‘Martin’

Como educamos en España a nuestros hijos

Domingo, agosto 23rd, 2009

Comenta Martin ??Varsavsky en uno de sus últimos post, que los padres españoles somos un punto duros a la hora de enseñar a comer a nuestros hijos.  Y tras leer su post, estoy de acuerdo en que el sistema educativo español necesita cambios profundos y estructurales, pero que el tema de las comidas, creo que confunde las alergias con que te guste una cosa u otra.

Soy de una generación, de los 70 en la que nuestros padres todavía tenían muy reciente el período de posguerra vivido en España, con la falta de alimentos y en la que se pasaba hambre.  Además, muchos no tuvieron la oportunidad de tener estudios, había que ir a trabajar para ayudar en casa.

Por tanto, sus principios básicos en la educación fueron dos:

  • comer de todo, pensando en que igual tiempos peores podían volver
  • ir a la universidad y tener las oportunidades que ellos no tuvieron

Dejaré el tema educativo para otro momento, y me referiré a los hábitos alimentarios españoles, dándole mi opinión a Martin.

España ha pasado en 20 años, de una dieta mediterranea rica en todos los nutrientes necesarios para un buen crecimiento a una dieta basada en comidas preparadas, meriendas de bollería industrial, excesivo consumo de grasas, llevando a los niños españoles a tasas de obesidad infantil propias de otras culturas.

Un valor cultural español, poco explotado desde mi punto de vista en el extranjero, es la diferencia y variedad de oferta gastronómica de Norte a Sur y de Este a Oeste de España.  Comer es cultura y saber apreciar los diferentes platos de las regiones es muy importante.

Para entender toda esa riqueza, es importante poder comer de todo y saber apreciarlo.  Y eso empieza desde la infancia.

Recuerdo cuando Lena, mi hija mayor comenzó a comer purés de verdura, que se lo comia todo y con gusto.  A medida que ha ido creciendo, ha empezado a desarrollar su sentido del gusto y hay cosas que le gustan mucho y otras poco.  Pero por si ella fuera, nunca las comeria.  ¿Y eso a que la llevaría? pues seguramente a tener una dieta desequilibrada.

Mi idea es que aprenda a comer de todo y luego cuando sea mayor, decida que haga con su vida lo que quiera.

También me doy cuenta, que a veces el problema no es de Lena, sino mio, si yo pienso” bueno, como no le gusta, no se lo doy y así acabo antes de que coma y puedo dedicarme a hacer otra cosa”.  Elijo la comodidad con una excusa facilitadora.

Así durante un tiempo, Lena comía de todo en la guardería, pero en casa nos decía que no.  Con un sencillo cambio de estrategias, voluntad y dedicación, ahora Lena come mucho mejor, haciendo un paladar para muchos más sabores.

Y no hay que confundir tener una alergia (de hecho Lena no puede comer huevo frito) con que el niño diga que no le gusta.

A veces he pensado que mi educación, muy estricta influye en la manera que educo a mis hijos de manera no muy positiva.  Y lo que hago es una mezcla.

Además he vivido en países como EE.UU., Dinamarca, Holanda, Bélgica, U.K y Chile en los que he podido disfrutar de sus comidas y en los que he visto que ninguno supera la cultura gastronómica de España.  Es más, en alguno de ellos se han hecho intentos de introducir elementos mediterráneos como el aceite de oliva.

Y creo que es gracias a mi educación y mis valores por los que puedo apreciar esas cosas.  Y a lo largo de mi vida, he conocido a mucha gente con una limitación importante: no saben comer bien y por tanto, apreciar los placeres de la comida.

Y a mi me gustaría que mis hijos pudieran disfrutar de las maravillas que se comen por el mundo.

No cuestiono como Martin educa a sus hijos, ya que no lo conozco, pero tampoco considero correcto que el meta en un mismo saco a todos los padres españoles por comparación con su metodología.

Se puede tener bajo colesterol y comer lácteos y quesos, la clave no esta en ser alérgico a algo y que sea una suerte, sino la suerte esta en comer de todo con moderación y realizar ejercicio para estar sano.

Como asturiano que soy, le invito cuando quiera a mi tierra, a comer la gran variedad de platos que tenemos.  Y también te invitaría a comer quesos, que tenemos una variedad espectacular, pero eso no lo puedes comer.

Y sin caer en nacionalismos disparatados, quizás la cuestión no sea si en España somos muy duros con la educación de nuestros hijos, si quizás la educación en otros países es demasiado permisiva.

Sobre Mobuzz, una opinión ¿diferente?

Domingo, noviembre 9th, 2008

Esta semana, se ha producido en el entorno 2.0, la llamada de rescate de Mobuzz.  Por la forma de producirse, por el eco que se ha generado y por quién lo ha anunciado (hay muchos más, pero sirva de ejemplo), se ha convertido en una noticia con mucho eco y mucha polémica.  Curiosamente, tras este anuncio, dos consagrados blogueros de España, hablan sobre qué es su blog y qué van a hacer al respecto.  No es que sea la razón principal, pero si da una idea del desgaste de esta semana.

Para ver una lista de opiniones, podéis ver esta entrada de Loogic.

Como analista de empresas de Internet, creo que el anuncio se ha hecho de una manera que se ha vuelto en su contra.  Siendo una opción existente, pedir dinero para aguantar tres meses a los fieles oyentes, se ha realizado, quizás por la situación, con unos errores de concepto o interpretación:

1. Idea muy simple: 120.000 euros para tres meses.  Tan simple, que no se ha especificado los gastos de producción de Mobuzz, si se podía hacer un ajuste de costes y estirar ese dinero o que ingresos se podían conseguir en ese plazo.  Ha dado pie a multitud de especulaciones y consideraciones sobre la vida privada del fundador.

2. Propagación: la idea esta destinada a los usuarios de Mobuzz.  Sin embargo, el “buzz” que se ha creado por su difusión ha generado una lucha titánica entre los que apoyan la iniciativa y los que la consideran un completo error.  Se trata de salvar una empresa, no de la polaridad que se ha generado y no da dinero.  En un intento honesto de ayudar, algunos amigos y accionistas minoritarios han conseguido un efecto contrario.  Quizás con solo anunciarlo en su canal y dejar a sus usuarios que lo propagaran, hubieran conseguido el mismo dinero o menos, pero menos crítica.

3. Poca claridad: el anuncio es claro en lo que piden, pero no en lo que ofrecen.  No parece que exista un compromiso por parte de los accionistas a invertir dinero para pasados los tres meses.  No se sabe si la inicitiva es de los empleados o del fundador y no se habla del plan de despegue.  Por tanto, para muchos, la pregunta es:¿qué pasará dentro de tres meses?, suponiendo que se consiguiera el dinero.

4. Falta de compromiso: parece claro que uno de los accionistas de referencia ha dado la espalda a la empresa, pero en ningún momento salen los demás accionistas a asumir su compromiso y a decir cúal es su aportación.  Eso hubiera ayudado a la gente.  Si un emprendedor viene a pedir dinero para su proyecto y el no pone algo de su patrimonio, surgen dudas sobre si cree en el proyecto.

5. La cruda realidad: en el vídeo se habla de programación de calidad y de millones de usuarios.  Desde un concepto teórico, parece la plataforma ideal para anunciarse.  Sin embargo, el concepto de calidad es subjetivo y tenemos a todas las televisiones nacionales como ejemplo diario de que calidad no es sinónimo de rentabilidad.  Y por otro lado, esa gran audiencia, para un producto global, puede que sea muy dispersa y por tanto poco atractiva para los anunciantes.

Desde el punto de vista de emprendedor, luchando por sacar adelante Cinemavip, creo que es interesante el movimiento de la empresa, para hacer participe a sus usuarios.  Y financiación para tres meses, aunque parezca poco tiempo, puede ser el suficiente para encauzar la situación.  Pero veo que si te vas a lanzar, hay que hacerlo con mayor transparencia y explicar el valor que se aporta a esa aportación.  No por la cantidad, pero si por el simbolismo.  Decir que 5 euros son dos cañas, cafés, etc, es demagógico.  Dar un plan de acción que pasara quizás por involucrar a los usuarios(algunos clubes de fútbol ya lo han hecho), podría ser más interesante.  Porque como ellos mismos dicen, cada usuario es libre de donar o no donar.

Hoy es 9 de Noviembre y el termometro no ha llegado al 100%.  Queda ver que pasará mañana, pero con el tiempo, suceda lo que suceda, quedará como una lección para aprender, que incluso pueda convertirse en caso de estudio en las Escuelas de Negocios.

Un último comentario: este de acuerdo o no con los defensores de la acción, condeno desde aquí los insultos y descalificaciones realizadas.  Creo firmemente en la crítica constructiva, no en el daño personal.