Posts Tagged ‘cuenta ajena’

Consideraciones previas para decidirte a emprender por cuenta ajena

Martes, septiembre 1st, 2009

Inicio mi serie personal relacionada con la creación de una empresa siendo un emprendedor por cuenta ajena.

Emprender es una acción de creación, evolución y desarrollo de un producto o servicio nuevo.  Incluso si es una copia de algo que ya existe, tiene un elevado componente de riesgo y uno se enfrenta a numerosos retos y desafios tanto en el día a día, como en la planificación futura de la empresa.

Por tanto, se ha de eliminar de la mente la posibilidad de que al emprender por cuenta ajena se minimicen riesgos.  Por supuesto que se contarán con elementos que de manera propia no se tendrían, pero a su vez surgirán imprevistos o áreas de crecimiento en las que encontremos dificultades que otros tienen resueltas.

Qué la idea del negocio no sea propia de uno, no le quita legitimidad para apropiarsela y desarrollarla.  El éxito del proyecto esta en la ejecución y en la búsqueda de soluciones no en las ideas.

Emprender por cuenta ajena exige tanto como hacerlo por propia iniciativa, así que es mejor tener alineado todo tu entorno: pareja, hijos, amigos, etc.

A nivel personal, tiene las mismas recompensas en cuánto a realización personal, consecución de objetivos y materialización de sueños y expectativas.  En lo referente a recompensa económica, dependerá de lo que se negocie, pero eso es materia de otro post.

Es un empleo por cuenta ajena: sí

Es un “emprendimiento”: sí

50%-50% no necesariamente

Emprender por cuenta ajena te puede ofrecer un pequeño colchón, si la otra opción te parece un salto al vacío, pero si no estas preparado para asumir todo lo que supone, no funcionara para ti.

Tus compañeros de viaje son más importantes que si emprendes a secas, porque no existen componentes emocionales de unión, al principio del viaje, y porque la resolución de conflictos se hará a diferente escala y con más dificultad.

Aunque no sea tu empresa, tienes que hacerla tuya, aunque el éxito económico principal sea para otros.  Es parte del juego.

En definitiva, creo que emprender por cuenta ajena es un paso importante en el desarrollo personal, una opción válida en la carrera profesional de uno, pero que exige tener muy claro los puntos anteriores para elegirla como opción.

10 post sobre emprender por cuenta ajena

Domingo, agosto 30th, 2009

Aunque ya en el 2003 tuve mi primera experiencia emprendedora, creando una pequeño negocio de clases de español en Holanda, no fue hasta el proyecto de Cinemavip en el que he desarrollado una experiencia para crear una empresa partiendo de cero.

Como he contado anteriormente fue una gran tarea llena de mucho trabajo, aprendizaje y crecimiento personal.

La empresa no surgió como una iniciativa mía, sino que se desarrolló desde la incubadora DaD.  Por tanto, siendo una nueva empresa, mi labor era de emprendedor, pero por cuenta ajena.  ¿Qué quiso eso decir?, básicamente que las condiciones las ponía la incubadora: el sueldo, el porcentaje y la visión inicial.

No es un “emprendimiento” en el sentido estricto, pero tampoco es un trabajo por cuenta ajena convencional, ya que existe todo el riesgo al puesto y además una de mis labores, junto con el resto del equipo, era la búsqueda de capital.

Es lo que se llama “emprender por cuenta ajena”.  Con toda la información existente en Internet sobre emprender, start-ups, etc.  no he visto nada o casi nada sobre este tema.

Voy a contar en sucesivos posts, 10 puntos básicos que se han de tener en cuenta si se quiere realizar esta opción.  Espero que sean de interés, no solo para aquellos que están pensando en esa posibilidad, sino también para otros emprendedores.

Los 10 puntos que trataré son:

  1. Consideraciones previas para decidirte por esta opción
  2. ¿Es una buena opción?
  3. Qué se debe negociar
  4. Reglas básicas de desarrollo
  5. Alineación de los objetivos
  6. Ventajas de emprender por cuenta ajena
  7. Lo menos ventajoso de emprender por cuenta ajena
  8. Cumplimiento de expectativas de todos los “stakeholders”
  9. Estado emocional cuando se emprende por cuenta ajena
  10. Afrontar las grandes decisiones

Y un punto extra, número 11, el emprendedor, ¿nace o se hace?