Start ups e internacionalización: una nueva perspectiva

En la creación de una start up, hay que tener en cuenta muchos factores que hay que ir desarrollando en diferentes fases. Intentar hacer demasiadas cosas a la vez suele condenar al emprendedor al cierre prematuro del proyecto. Es el llamado “foco”.
Uno de los aspectos que hay que valorar es el de la internacionalización, es decir, sacar a tu start up del país original y lanzarse a conquistar mercados.
Los emprendedores siempre añaden una slide sobre este tema y en muchos casos no está claro ni que mercados se van a considerar ni porque.
En toda mi experiencia trabajando con inversores, emprendedores y como emprendedor, he visto muchas variantes y no hay una fórmula mágica. A posteriori y si ha funcionado, se puede determinar si la estrategia seguida fue un éxito o no.
En este post quiero hablar de una consideración importante a tener en cuenta para muchas start ups actuales o futuras. En vez de pensar en internacionalización en términos de países, pensar en crecer en metrópolis de cierta población y con características similares, incluso sin pensar en consolidarse en el país de origen. Me explico.
En la actualidad, muchas grandes ciudades europeas, comparten muchos más problemas en común y por tanto, ofrecen oportunidades para soluciones concretas, mucho más que con ciudades de sus propias fronteras.  No es lo mismo una ciudad de varios millones de habitantes, que una con apenas 200.000 o 300.000. Incluso si pertenecen al mismo país.
Por eso, es razonable pensar de manera estratégica, si tu producto o servicio, crees que funciona en una gran ciudad porque soluciona un problema a mucha gente, que en vez de consolidarte dentro de tu propio país, te plantees salir a conquistar otras mega ciudades.
En ciertos aspectos, habitantes de Madrid y Paris comparten más cosas en común entre ellos que con Oviedo o Lille por poner dos ejemplos. Por favor, no quiero caer en el esnobismo. Simplemente por población, infraestructuras, servicios, etc. Los ciudadanos de esas dos primeras ciudades sufren problemas que los últimos dos no necesariamente tienen.
Por lo tanto, para un emprendedor puede ser más interesante lanzar en Madrid, consolidar el negocio en esta ciudad y luego dar el salto a Paris antes que a Oviedo. Cuestión de tamaño de mercado y oportunidad. ¿Por qué? Pues porque puede ser que en su empeño por crecer en España, Oviedo no tenga el tamaño querido y sin embargo, si que va a llevar unos gastos de marketing elevados. Y entonces, se puede quedar sin dinero y sin capacidad de inversión posterior.
Por el contrario, si se centra en Madrid y Barcelona y luego da el salto a Paris tendrá más oportunidades de seguir creciendo y financiándose con inversión de BA o fondos.
Una de las ventajas de las start ups en Estados Unidos es que ese país es un mercado muy grande y tiene bastantes ciudades de varios millones de habitantes. España es un mercado pequeño, así como individualmente son la mayoría de países de Europa. Sin embargo, si pensamos de manera estratégica como bloque, estamos hablando de un mercado similar al americano.
Para que esta estrategia tenga sentido en una start up se deben tener en cuenta los siguientes puntos:
• El producto o servicio esta enfocado a usuarios de grandes ciudades
• Tiene que ser una estrategia de crecimiento desde el momento inicial para tenerla clara frente a inversores
• Deben ser productos o servicios que no difieran mucho a nivel cultural para que no sea una barrera infranqueable

Respecto a este último punto, hay que resaltar que cuando me refiero a puntos en común entre un ciudadano de Madrid y uno de París, estoy teniendo en cuenta que ni el idioma ni la diferencia cultural son un problema.
Creo que hay una generación de start ups actuales que deberían pensar en estos términos a la hora de la expansión y no pensar en países, sino en conquistar mercados equivalentes.
Estaré encantado de recibir opiniones o debate en los comentarios.

Leave a Reply