¿Pagarán los robots Seguridad Social?

En el 2016 se ha hablado mucho de Inteligencia Artificial y de la automatización de muchos trabajos. Ya se empieza a plantear un futuro no muy lejano en el que los robots tomaran el mando y harán muchos trabajos que sustituirán a muchos humanos.

Y todo tipo de trabajos, desde aquellos que requieren poca cualificación académica hasta los más sofisticados en los que tener carrera o MBA no son suficientes.

Es evidente que para el empresario, sustituir una persona por un robot tiene enormes ventajas: no se pone enfermo, no tiene familia, no necesita tiempo para asuntos propios, ni un mes de vacaciones, etc.… Y además, no se queja nunca.

Además, a nivel de coste, también tiene muchos puntos positivos: no hay que pagar salario ni costes sociales, ni nada.

Este es el punto de partida inicial y para nosotros, los humanos, suena bastante apocalíptico. Si siempre nos han dicho que teníamos que competir con otros de la especie por un puesto de trabajo, ahora nos lo ponen imposible; NO HAY MANERA DE COMPETIR CON UN ROBOT.

Por lo tanto, el capitalismo, que siempre busca ser más eficiente en el uso de recursos y capital humano, tiende irremediablemente hacia la eliminación de este último.

¿A qué distancia temporal estamos de ese futuro? Esa es la pregunta del millón. Es verdad que hace unos días ya salían titulares de que la empresa que fabrica los iPhone y iPad en China, quiere sustituir a su millón de empleados por robots.

En el interior de la noticia, ya no son tan claros sobre las fechas. Cosas del periodismo actual, donde el clic vale más que la información.

También ha salido recientemente la noticia de que el mayor Hedge Fund del mundo quiere crear un algoritmo que pueda pensar como sus gestores y tomar decisiones como ellos (claro, sin el componente emocional).

Por lo tanto, quizás más temprano que tarde, empezaremos a ver noticias de despidos no por deslocalización de empresas, sino por sustitución por robots.

Si a todo esto le añadimos que la población esta envejeciendo muy bien, con lo que la esperanza de vida aumenta considerablemente, vemos, sin investigar mucho, que las pensiones actuales pueden ser difícilmente gestionables en el futuro cercano.

Es decir, tenemos la pirámide de población totalmente invertida y encima, la gente será sustituida por robots. Un panorama bastante desolador, ¿verdad?.

Ahora viene el tema complicado de encontrar soluciones. Por una parte, los robots son más baratos que los humanos, pero por otro lado tampoco consumen. Es decir, ¿quién va a comprar lo que generan los robots? Es decir, ya tenemos un conflicto entre la evolución del capitalismo consumista y el consumismo.

Por otro lado, si no se genera dinero de la Seguridad Social, ¿cómo se van a pagar las pensiones? Y si los jubilados no tienen dinero suficiente, ¿qué van a consumir?

Tenemos otro conflicto en marcha. Hay que recordar aquí, que el Sistema de pensiones en España da derecho a un empleado a tener su jubilación en el futuro, pero que su dinero se utiliza para pagar las pensiones en el presente, no se hace una hucha.

Para poder evolucionar de manera positiva y mantener el estado de bienestar actual será necesario por tanto, encontrar soluciones diferentes e imaginativas.

Entre ellas, que los robots paguen sus cuotas de Seguridad Social y protección al desempleo entre otras.

Puede que en el futuro se encuentren otras soluciones, pero ahora mismo creo que puede ser una buena solución intermedia hacia el futuro.

Ventajas de que los robots paguen impuestos:

  1. Se tiende a “iguala” el trabajo humano con el del robot, haciendo menos atractivo la sustitución
  2. Se garantiza el estado de bienestar actual. Otro debate debe ser si hay que cambiar ciertos elementos de lo que se ofrece hasta ahora.
  3. Se contribuye al pago de las pensiones. Mientras debatimos sobre el modelo actual y como evolucionarlo para que realmente garantice las pensiones futuras, este dinero contribuye a sostener el modelo actual.

El avance de la tecnología parece imparable. Que haya menos trabajo para los humanos, también parece inevitable. De hecho, desde lugares tan antagónicos como gente de Silicon Valley y Podemos hablan ya de una renta básica universal solo por existir. En Finlandia, empiezan este año con un proyecto piloto.

Ahora, estamos a tiempo de abrir el debate, considerar opciones y buscar soluciones globales beneficiosas para todos. Cerrarse en un debate ideológico y en peleas en Twitter, no nos llevara a nada positivo.

Me encantaría tener tu opinión al respecto.

Leave a Reply