Marca Personal o marca de empresa, difícil equilibrio

Hace unos días me encontré una noticia que hablaba del posible cierre de EyeOs, la empresa creada hace 7 años por Pau García Milá y un grupo de compañeros.  La historia de su creación es muy interesante y él la cuenta muy bien.  Por eso y por su habilidad ante una audiencia, Pau se ha hecho un hueco mediático que le ha dado para publicar un libro, crear otra empresa al menos y ser conferenciante por España, un evangelizador del “emprendimiento”.  Ahora mismo tienen una sección quincenal en el programa de tarde de Julia Otero.

Este crecimiento personal ha llevado a que en cuanto se han sabido los problemas de su empresa, le hayan llovido palos por todos los sitios, como era previsible.  Si te expones mediaticamente, cualquier error o noticia negativa sirve de mecha para todos aquellos que le estaban esperando.  También ha habido gente que le ha salido a defender, diciendo que en España son necesarios muchos como Pau para crecer el sistema emprendedor español.

Para mi, personalmente, creo que en su caso debería analizar si su estrategia de marca personal, Pau García Milá, le ha servido para su empresa o para su propio crecimiento.  Si el objetivo suyo era que EyeOS creciera parece que sus esfuerzos no han sido suficientes.  Si su objetivo era otro, puede que lo haya conseguido.

De este caso me parece curiosas varias cosas:

1. En su página web personal, tienes que bajar hasta la esquina derecha, es decir, lo último que lees para ver su proyecto EyeOS que ocupa el mismo espacio que otros dos proyectos que debe llevar en paralelo.  Por delante aparecen sus libros incluso.  Además, en el menú, después de su biografía, vienen las entrevistas y las conferencias que da.  Y luego, sus proyectos.  ¿Puede ser que su foco haya estado en su crecimiento propio?

2. El proyecto de EyeOs fue fruto del trabajo de varias personas.  Sin embargo, casi nadie recuerda el nombre de los otros fundadores, apenas se sabe si están en la empresa o no.  Es decir, el “storytelling” se ha centrado en su persona y se ha ligado la empresa a su destino.  Por lo tanto, si la empresa era vendida, el se llevaría todo el éxito, pero si la empresa no consigue salir adelante, también se llevara todos los palos.

3. Su buen rollo con Buenafuente, tiene más presencia en su web que su empresa.

¿Estoy con esto criticando con “envidia” a Pau?, yo creo que no, pero tal como esta el patio, seguro que hay gente que lo piensa así.  Lo que veo, es que si el no tenía una vinculación grande con su empresa, quizás debería haber hecho algo más por comunicarlo.  Y que a veces, esta muy bien decir cosas sobre lo que te preocupa o haces, pero luego la realidad te demuestra lo contrario.

Y por otro lado, sería interesante saber si los inversores en algún momento advirtieron esta deriva y se lo comunicaron o pensaron que era bueno la exposición mediática de Pau para conseguir más financiación.

¿Existe una causa directa entre los problemas de EyeOs y las actividades de Pau?, seguro que no, en una empresa con varias decenas de empleados no esta el devenir en una sola persona.  ¿En que momento se desconectaron los caminos personal y empresarial?

Otro caso que ha ocurrido rencientemente y que me ha llamado la atención es el de Coguan.  Empresa creada hace varios años, este mes pasado de Abril fue el último.  Era una empresa creada para gestionar la publicidad online, poniendo en contacto a empresas anunciantes, blogueros y soporte.  Su fundador es Carlos Bravo, creador del blog marquetingguerrilla.es.  En un post muy interesante, relata el cierre de Coguan y da claves del por que del cierre.

Me interesa mucho esta historia, porque Carlos ha creado un gran blog personal sobre Marketing de Guerrilla.  Durante un año decidió publicar un post diario con títulos sugerentes, generando mucha expectación en redes sociales y que le ha llevado a unas magníficas cifras de lectores.  Mientras eso pasaba, parece que Coguan iba descendiendo en ingresos y a pesar de haber tomado muchas decisiones, al final, optaron por cerrar.

El post tiene 182 comentarios y haciendo una pasada rápida, no parece que haya ni una sola crítica hacia él.  Por lo tanto, Carlos, como marca personal se ha labrado una reputación que le ha valido el reconocimiento de sus lectores.

Durante el tiempo que he leído el blog de Carlos, su crecimiento personal ha sido muy grande, lo que le permitió dar cursos sobre creación de blogs, viajar por toda España y sentirse reconocido.  Pero, como en el caso de Pau, si vas a su blog, la única mención que hay a Coguan, es el subtítulo del blog: Blog personal de Carlos Bravo, C.E.O. de Coguan.  Lo interesante de todo, es que leyendo su post, no menciona el hecho de si su crecimiento como marca personal ha podido influir en el cierre de la empresa.  Si, habla de muchos errores personales, pero esa declaración todos la podemos decir cuando algo no sale bien.

¿Cuántas horas le dedicó a su blog personal todos esos meses?, ¿los podía haber empleado en su empresa? ¿o su crecimiento era parte de la estrategia de Coguan?.  Eso no significa que si se hubiera dedicado en cuerpo y alma, la empresa no hubiera cerrado igualmente.  Pero, me hubiera gustado una reflexión personal suya.

Y los inversores, ¿advirtieron esto y se lo dijeron? ¿o lo aceptaron como parte del juego?.

¿Estoy criticando a Carlos?, yo creo que no, estoy reflexionando sobre el juego actual de la marca personal.  Si que creo que el excesivo peloteo puede que le haya jugado una mala pasada.  Si nadie te critica, puedes pensar que todo lo estas haciendo bien y cuando te das cuenta, te das la leche.

¿En que momento Carlos disoció su éxito del de Coguan?, fue ¿consciente o inconscientemente?.

Vivimos en un mundo de luchas, en el que parece que es necesario definirse cada uno en la red, porque la reputación digital es importante.  Y seguro que lo es.  Pero no es lo único.  Y creo que además, hay que diferenciar el profesional independiente que busca su mercado, del emprendedor que junto con un equipo, monta una aventura empresarial.

Por que si os fijáis, en el primer caso, parece que si hay un fracaso, es todo de Pau y en el segundo caso, el fracaso no es de Carlos.  Curioso, ¿no?.

Cuenta David Bonilla (un gran profesional, que el día que se la pegue con algo, también le van a dar cera de la buena) en su newsletter de esta semana, que en España hacen falta más Paus.  No sé si hacen falta más o no, lo que si creo es que en un entorno competitivo tan grande, se necesitan crear muchas empresas, darles mucho mimo y que si te expones mucho en público, ser capaz de tener una elevada capacidad crítica para detectar los trolls de los que te quieren ayudar constructivamente para poder aprender y crecer.

Para acabar, un ejemplo de marca personal bien trabajada, porque lo hace para él, no para una empresa, Andrés Pérez Ortega con su blog marcapropia.net.

Tags: , , , , , ,

12 Responses to “Marca Personal o marca de empresa, difícil equilibrio”

  1. Carlos Bravo dice:

    Gracias por tus reflexiones Bernardo. Cuando publiqué mi post tenía el miedo que la gente me iba a criticar justo por las razones que mencionas. ¿No debería haberle dedicado más tiempo a la empresa en vez de escribir en su blog? Me hice la misma pregunta para ser completamente honesto contigo. Curiosamente hubo únicamente 1 comentario negativo en toda la entrada. Gracias al haber escrito a diario en el blog hemos conseguido clientes. ¿Hubiéramos conseguido más si le hubiera dedicado la hora diaria del blog y los viajes para conseguir clientes? La verdad es que no lo sé. Para mí al final fue una necesidad económica dar las formaciones porque Coguan apenas me pagaba un sueldo.

  2. Bernardo dice:

    Hola Carlos,
    gracias por tu comentario. Por lo que tu comentas es la razón por la que he hecho una reflexión en alto, más que una acusación. Yo entiendo perfectamente que cada uno tiene que tomar sus decisiones. Simplemente me pareció curioso que no lo comentaras en tu blog. No se que opinas tú, pero la falta de crítica en la blogosfera a veces es perjudicial.

  3. David dice:

    Buen post A mí se me ocurre esto para tratar de mantener el equilibrio http://www.davidmartinezpr.com/2012/11/otra-lista-de-consejos-sobre-marca.html?m=1

  4. Bernardo dice:

    Muy interesante David

  5. Israel dice:

    Un breve apunte al siguiente párrafo:

    “El post tiene 182 comentarios y haciendo una pasada rápida, no parece que haya ni una sola crítica hacia él. Por lo tanto, Carlos, como marca personal se ha labrado una reputación que le ha valido el reconocimiento de sus lectores.”

    Creo que tal conclusión no es necesariamente cierta, ya que carecemos de información sobre si los posibles comentarios críticos o negativos fueron censurados.

    Hablo por experiencia, no con Carlos, ni mucho menos, sino en oros blogs. (Un ejemplo: http://jlpa.blogspot.com.es/2013/05/todo-es-cuestion-de-perspectiva.html con 23 comentarios positivos y las críticas no tan “positivas”, censuradas a golpe y porrazo, de lo cual tengo registro).

    A lo que quiero llegar, no es al hecho de que en el caso de Carlos, 182 comentarios positivos siembren duda sobre sus mecanismos de censura (que desconozco), sino que no siempre parece acertado sacar en conclusión que la carencia de comentarios críticos suponen necesariamente una fuerte reputación.

    Algunos son dueños de sus propios silencios, mientras que otros parecen empeñados en ser dueños de los silencios ajenos.

  6. Inversor dice:

    Soy inversor y me ofrecieron entrar en EyeOs hará unos 2 años. No me creí el proyecto, que era un proyecto chulo OpenSource pero no un proyecto empresarial

    No entré al ver a Pau, el emprendedor más interesado en el mismo, en salir en la tele, viajar a dar charlas y dar conferencias que en la empresa. Además se autoconsideraba emprendedor pero no tenía un sólo caso de éxito empresarial.

    Me pareció un tema de ego y poco profesional
    Hoy me alegro de no haberlo hecho

  7. Israel dice:

    Curioso que, justo después, aparece este párrafo:

    “Si que creo que el excesivo peloteo puede que le haya jugado una mala pasada. Si nadie te critica, puedes pensar que todo lo estas haciendo bien y cuando te das cuenta, te das la leche.”

    100 % de acuerdo. De hecho, en el ejemplo que puse antes donde el autor del blog recrea su opinión sobre el despido que sufrió, omite que una de las principales razones de dicho despido fue que desoyó las voces críticas que durante mucho tiempo le advirtieron de que su excesiva zona de confort en la empresa y su falta de orientación a objetivos realmente beneficiosos para la misma. De la misma manera que ahora desoye las voces críticas que le comentan su distorsión de la realidad y prefiere dar pábulo a aquellos que le pelotean.

    Por tanto, un claro y perfecto ejemplo del párrafo al que hago mención: cuando nos creemos que lo estamos haciendo bien y no te das cuenta de la realidad, te pegas la leche, y no sólo eso, sino que además solemos culpar a los demás o nos apoyamos en nuestra defensa en tópicos que, de cara a la masa social, no son más que demagogia con la que barnizar una marca personal que ya se sabe dañada.

  8. Israel dice:

    Bernardo says: “la falta de crítica en la blogosfera a veces es perjudicial”

    ¡Qué gran verdad! Algunos blogs parecen creados únicamente ad maiorem gloriam de sus autores…

  9. Bernardo dice:

    Israel, interesante reflexión. No conozco lo suficiente a Carlos para saber si ejerce censura o no. Pero esta claro que a mucha gente no le gusta que le critiquen y quede reflejado.

  10. Israel dice:

    Gracias Bernardo.

    Quiero dejar claro que en ningún momento dudo de Carlos, sino que aprovecho los párrafos a los que hice mención como elemento vehicular para, curiosamente, llegar a la misma conclusión que tú: “Si nadie te critica, puedes pensar que todo lo estas haciendo bien y cuando te das cuenta, te das la leche. La falta de crítica en la blogosfera a veces es perjudicial”

    Para desligar mi opinión con el caso de Carlos, es por lo que he puesto mi propio ejemplo, de un blog del que sí sé con seguridad que se han filtrado las críticas y cuyo contenido es un claro ejemplo de ese “pensar que uno lo hacía bien y luego te das la leche”, torta traducida en este caso en forma de despido.

    Lo curioso de este caso que relato es que, no sólo no la vio venir, no sólo desoyó las voces que durante meses (muchos) le estaban avisando, sino que además busca culpables “necesarios” y sigue acallando a las voces críticas en favor de palmeros.

    Mi pregunta, que es doble y creo que completamente procedente, es: esta persona a la que hago referencia, ¿cree que alguno de esos comentarios positivos va a salir a ofrecerle un trabajo? ¿Cómo va a corregir su rumbo si vive (o cree vivir) plácidamente en un mundo “inventado” en el que él siempre hizo bien las cosas, la culpa es de los demás, los que intentan darle su punto de vista crítico son acallados y los que pelotean son ensalzados? Sinceramente, veo poca evolución o mejora en ese comportamiento que, por otra parte, es tremendamente 1.0.

    ¡Gracias por dejar oír mi voz!

    Un abrazo,
    Israel

  11. Israel dice:

    Inversor says: Me pareció un tema de ego y poco profesional.

    Como comenté antes, algunos blogs son ad maiorem gloria de sus propietarios, y eso mismo aplica a muchos (mal llamados) proyectos empresariales.

    la diferencia entre el primer caso (blogs) y el segundo (proyectos), es que los primeros, aunque no sepan verlo, se están tirando piedras así mismos, mientras que los segundos, lamentablemente, se pueden llevar de calle las ilusiones, esperanzas y ahorros de mucha gente.

  12. Israel dice:

    Por cierto, acabo de escuchar una frase de Sheldom Cooper (The Big Bang Theory) que encaja perfectamente con esa actitud de “no verla venir y no aceptar la crítica”.

    Ante una corrección que le hace otro personaje, Sheldom le responde:

    “Soy un chico muy listo. Si estuviese equivocado, ¿no crees que lo sabría?”

    🙂

Leave a Reply