Todos somos SPAM

Resulta que durante años, los consumidores nos hemos quejado en general, del abuso publicitario: que no se puede ver una película en la tele, que hay demasiados anuncios a todas horas, que las revistas están llenas de anuncios, etc…

Parecía que Internet iba a ser nuestro salvador porque ibamos a ser capaces de recibir solo la publicidad de la que estábamos interesados y por tanto iba a ser publicidad con valor.  Además, la televisión de pago iba a dejar de tener publicidad y en realidad, las empresas serían mucho más eficazes a la hora de invertir en marketing y publicidad porque se acercarían realmente al público que les interesaba solamente.

Por otra parte, como los consumidores teníamos canales de comunicación directo con las marcas, sobre todo a través de las redes sociales, se establecería una comunicación más directa, clara y se resolverían los problemas más fácilmente.

Para mi, la realidad es que todos los que utilizamos las redes sociales, nos hemos convertido en un molesto SPAM que empieza a ser agotador y creo que puede representar un riesgo al uso de estas herramientas, abandonando su uso mucho más pronto de lo que se piensa.

SPAM es el término inglés que determina una publicidad electrónica no deseada.  Esta claro que es un problema real, la cantidad de empresas o personas que fraudulentamente envian publicidad en forma de correos electrónicos y comentarios en blogs.  Pero también en redes sociales.

Pero, yo me pregunto, ¿qué me puede interesar a mí una peluquería en Avilés para mujeres, si soy hombre y vivo en Madrid?, ¿realmente tiene valor la recomendación que se hace por amistad de un nuevo restaurante, aunque no lo haya ido a probar?, ¿por que me tienen que gustar las páginas de mis amistades en Facebook?, ¿por amistad o porque me interesan?

Reclamamos a las empresas que no nos aburran con su publicidad y que no nos cansen y en realidad estamos nosotros todo el rato recomendando empresas y servicios que nada tienen que ver con la realidad de nuestras amistades en facebook o twitter.  Es decir, ¡todos somos SPAM!.

Si no tomamos conciencia rápidamente de esta situación, empezaremos a ver desercciones de las redes sociales porque dejara de tener relevancia lo que contamos de nuestra vida ya que será invadida por lo que recomendamos.

Intentemos ser más conscientes de lo que decimos y hacemos para dar mayor sentido a lo que compartimos.

Tags: , , ,

Leave a Reply