Reglas básicas de desarrollo

Te puede interesar leer antes de este post, los tres primeros:

1. Consideraciones previas antes de emprender por cuenta ajena

2. ¿Es una buena opción?

3. ¿Qué se debe negociar?

En este cuarto capítulo de la serie, “emprender por cuenta ajena” quiero reflejar un tema que puede ser clave para el éxito del proyecto.  En realidad, todos los pasos que se dan en una dirección van encaminados hacia el éxito, quizás debería ser más claro y decir que es clave para llegar a la cima disfrutando la escalada.

En este punto, asumimos que estas ya lanzado con el nuevo proyecto: hay financiación, equipo de trabajo y una dirección inicial.

Es el momento de sentarte con el inversor o la persona que te “reclutado” para el proyecto y pactar las reglas de trabajo y colaboración.  Independientemente de tu puesto en la iniciativa debes participar activamente en:

  • el desarrollo del plan de negocio: conocer de primera mano hacia dónde se dirige el proyecto, el sector en el que te vas a mover, la competencia, el mercado potencial, claves de clientes, etc.
  • elección de colaboradores: tengas o no cargo directivo y aunque solo sea para contratar becarios (con todo el respeto para la condición de becario), asume la responsabilidad
  • planificación de las fases del proyecto: elaboración del producto, diseño, desarrollo, plan de marketing, comercial.  Saber cuando, cómo y porque se hace lo que se hace
  • discrepar y cuestionar las cosas que se hacen: en un primer momento de creación, todo suele ser maravilloso, nadie cuestiona nada y la propia motivación lleva a veces a un estado de “estupidez mental transitoria” que luego da pie a errores.  Tu visión externa es de gran ayuda.  Siempre crítica constructiva aclaro
  • qué se espera de ti: ¿productividad o hacer cosas?, ¿ser eficiente o estar visible?, ¿establecer relaciones de negocios o peloteo?, ¿trabajar o hacer que trabajas?, ya lo dice BMW, “no es lo mismo conducir, que conducir” por mucho que a veces nos llenamos la boca con buenas ideas e intenciones aún es difícil pasar del “pienso que” al “voy a permitir que”, especialmente en un país como el nuestro con una cultura particular.  Un ejemplo muy claro: aún se valora mucho el estar horas en la oficina, en vez de lo que se hace en la oficina.  Y en las start-ups, pasa mucho

Con estos cinco  puntos podrás valorar:

  • si el reto es lo suficientemente atractivo para ti o es demasiado
  • si vas a poder alinear tus objetivos con los del inversor
  • si te va a llenar el proyecto personalmente
  • si vas a poder demostrar tus habilidades
  • si vas a emprender o “solo” a trabajar
  • si vas a adquirir nuevas habilidades

¿Cómo lo véis?

Tags: , , ,

One Response to “Reglas básicas de desarrollo”

Leave a Reply