Emprender por cuenta ajena: ¿es una buena opción?

Antes de leer este post, te puede interesar empezar por el principio de la serie:

Consideraciones previas antes de emprender por cuenta ajena

Uno de los aspectos más interesantes de tener un blog es que al escribir un post necesitas una reflexión importante sobre lo que escribes y a veces la información que uno escribe sirve igual a uno mismo que a todos los lectores.

Aunque a veces no lo parezca, tenemos siempre delante de nosotros varias opciones en las que escoger, no solo a nivel profesional, sino también familiar, estilo de vida, ocio, etc.

Muchas veces, más de las que debería, creo que no se toman decisiones basadas en un miedo irracional a lo desconocido o a dejar atrás ese colchón de “supuesta felicidad” que pensamos que tenemos.  Lo más curioso son las excusas que ponemos muchas veces porque a nadie le gusta admitir ese miedo.

Esta introducción viene a cuento para intentar desgranar si emprender por cuenta ajena es una buena opción.

En mi primera etapa en DaD, además de estudiar diferentes proyectos, tenía la posibilidad de hablar con los emprendedores.  Tras un período inicial de conocimiento, rápidamente sabes si la persona que esta delante esta preparada para emprender en ese momento o necesita mejorar ciertos aspectos.  O gente, que aunque tenían la idea de emprender, nunca lo conseguirían.

También he asistido a multitud de eventos de emprendedores, de networking y búsqueda de capital y he visto gente muy preparada, que con un empujón, pueden dar el salto.

Si:

  • llevas tiempo dándole vueltas a montar tu proyecto
  • tu trabajo te gusta, pero quieres ser tu propio jefe
  • quieres tener un colchón en forma de sueldo
  • piensas que vales y tienes una familia detrás
  • te gusta desarrollar proyectos desde cero aunque no sean tuyos
  • tienes capacidad de empatía para pensar como un inversor
  • te lo proponen
  • es un paso intermedio hacia tu sueño

Emprender por cuenta ajena es una buena opción.

Si por el contrario:

  • tu trabajo no te gusta, pero no te importa
  • piensas que la idea es lo más valioso
  • crees que vas a tener un trabajo seguro
  • o un sueldo acorde a tu valor
  • no estas dispuesto a realizar tareas necesarias pero no te gustan
  • eres difícil negociador (tirando a muy cabezón)
  • no piensas como un inversor (aunque no pongas dinero)
  • crees que no es el miedo a lo desconocido lo que te paraliza

Entonces Emprender por cuenta ajena puede no ser la mejor opción.

Tags: , , , ,

2 Responses to “Emprender por cuenta ajena: ¿es una buena opción?”

  1. […] Bernardo Martinez Gil Blog sobre negocios y la experiencia acumulada en start ups « Emprender por cuenta ajena: ¿es una buena opción? […]

Leave a Reply