Arnold Schwarzenegger

Recientemente me he terminado de leer una biografía de Arnold Schwarzenegger, escrita por Laurence Leamer.  Desde hace un par de años estoy leyendo biografías de gente brillante en la historia.  Arnold representa para mi un mito de adolescente, ya que soy de la generación del primer Terminator, Depredador y demás.

El hecho de que se presentara a político me pareció interesante en su momento.  También conocía por encima sus éxitos deportivos en culturismo, así que tenía muchas ganas de leer sobre su vida.

Y la verdad es que me ha parecido una vida fascinante y una personalidad motivadora para lograr los objetivos que uno se proponga.

Lo que llama la atención durante todo el libro, es la actitud vital de Arnold durante toda su vida y la claridad de sus objetivos.  Ya con 20 años sabía lo que quería: ser el mejor en culturismo, ser una estrella del cine (que no un gran actor) y luego dedicarse a la política.  Y si vemos su trayectoria, ha conseguido las tres cosas.

Sus cualidades, que son toda una lección para emprendedores son:

1.  Fe total en si mismo: no le ha importado nunca el que dirán o el que le hayan tachado de loco.  Inquebrantable al desaliento y a la crítica malvada de los demás.

2.  Optimismo desbordante: su infancia no fue muy buena y sin embargo desde siempre ha tenido una visión positiva de todo, sacando conclusiones positivas de cualquier situación.

3.  Perseverancia y disciplina: aprendidas sobre todo de sus años de culturismo, ha dedicado horas y horas a cada uno de sus objetivos, primero el músculo, luego el celuloide y ahora la política

4.  Aprendizaje esponja: inteligente para juntarse a grandes personas y líderes  para absorber todo su conocimiento y luego sacarle un jugo excelente.  No hay que olvidar que Arnold convirtió el culturismo en una fuente de dinero cuando antes era amateur, ha sido la primera estrella de Hollywood en ganar 20 millones de $ por película y durante años asistió a convencciones republicanas y se pasó meses con analistas para poder ser gobernador.

5.  Metas claras: en cada momento sabía cual era su objetivo; primero irse de Austria, luego emigrar a EE.UU., ser Mr. Olimpia, hacer cine, etc…

6.  Perfil de riesgo: sabía que para ganar tenía no solo que trabajar duro sino que también era imprescindible adentrarse en situaciones desconocidas.  Sin un perfil de riesgo, difícilmente lo habría hecho

7.  Gran asertividad: creo que es un elemento que se valora poco o que se da por descontado.  Arnold tiene la capacidad de decir que no a algo que no cree y defender sus ideas con firmeza.

8.  Líderazgo absoluto: su sola presencia era suficiente para minimizar a sus competidores.  No solo por lo que era, sino por toda la preparación anterior y su gran trabajo.  No era líder porque sí, sino porque los demás lo escogían.

9.  Control total: cuando se dedicaba a algo, dominaba todos los aspectos, desde los puramente técnicos hasta otro secundarios; el marketing, las relaciones públicas, las finanzas, sus aliados, sus rivales, etc.

10. Trabajo duro: horas de gimnasio, luego horas de oficina y luego trabajo de correspondencia con fans.  O rodajes interminables hasta que todo estuviera bien.  O más de 15 horas dedicado a la política diariamente.

Recomiendo la lectura de esta biografía y veas si a ti también te puede valer.

Tags: , , ,

2 Responses to “Arnold Schwarzenegger”

  1. Fernando dice:

    Muy interesante. Me quedo con tu síntesis, ya sabes que tengo muchos frentes y pocas horas esta temporada. Lo apunto para el futuro.

  2. Justino dice:

    Buenas noches queridos amigos, soy Justino, su blog está excelente y este consejo que han escrito me gusta sinceramente una enormidad. Este asunto, debo manifestarles, es muy disputado puesto que hay tantas opiniones como diferentes personas existen en nuestro planeta. ¿Cual es el mejor estilo de negocios? Yo verdaderamente no lo se. Sí se que me agradna los de Anthony Robins y los de John Maxwell, pero no se comentar cual es mejor entre todos. Me gustaría conocer la opinión al respecto de ustedes. Nos vemos en el siguiente artículo.

Leave a Reply